DESPARASITACION

Cursus scelerisque auctor in a

Enim molestie scelerisque nec dictum posuere quam id, libero feugiat praesent donec convallis nisi malesuada, lacus placerat platea imperdiet platea iaculis.

Ornare eleifend urna

Libero pretium mollis suscipit

Posuere hendrerit torquent tortor pellentesque donec eleifend gravida, arcu rhoncus purus rhoncus dapibus ipsum nec, curae nullam hac augue hendrerit justo.

Lobortis ullamcorper

Turpis vitae per eros leo nec!

Integer curae volutpat etiam massa risus cursus orci, arcu curae augue quis auctor massa iaculis, scelerisque nisi vulputate praesent sollicitudin eget.

Vulputate aliquam ac

!!!!!!! SIEMPRE PREVENCIÓN ¡¡¡¡¡¡

Por la inmadurez de su sistema inmunológico, uno de los periodos más vulnerables es mientras son cachorros. Aun así, la desparasitación periódica de nuestras mascotas debe ser imprescindible durante toda la vida del animal. La desparasitación consiste en impedir el contacto,  o eliminar al propio parásito. 

 Las mascotas pueden alojar parásitos,  que pueden afectar   negativamente a su salud, incluso a veces pueden transmitirse a los seres humanos y a otros animales. En el mercado hay un buen número de productos específicos para desparasitar  a nuestras mascotas. Contando siempre con el consejo del veterinario, podremos elegir el más efectivo y que más se adapte a sus necesidades.

Los parásitos pueden ser internos o externos. Los parásitos internos son los viven en el interior del cuerpo del animal, sobre todo en el intestino. Pueden ser de dos tipos:

•    Lombrices planas (Cestodos o Tenias)
•    Lombrices redondas (
Nematodes)
  

Si nuestra mascota se ha infectado lo podemos reconocer por varios síntomas que pueden ser diversos. Aunque algunos, como el Echinococcus granulosus, no produce síntomas en el animal y, sin embargo, los huevos que son eliminados en sus heces pueden resultar peligrosos si son ingeridos por humanos o por otros animales. La larva se enquista produciendo “Quistes Hidatídicos”, normalmente en el hígado, produciendo graves desordenes.

 
Las lombrices producen síntomas, de los cuales los más habituales son las alteraciones gastrointestinales (vómitos, diarreas, hemorragias). Incluso podrían producir obstrucciones intestinales, anemias e incluso alteraciones nerviosas en infestaciones muy severas.

 

Ut aenean eu dictum senectus a

Habitant convallis condimentum tortor torquent luctus cras, hendrerit mauris nibh primis eleifend quisque laoreet, fringilla lectus interdum ultrices eu.

Elit a laoreet proin